Julio 12, 2017

Claudia Serrano: “El informe de la OECD constituye una evidencia tan maciza contra el centralismo que sería muy torpe ignorarla”

La embajadora de Chile ante la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, OCDE, y quien fuera Subsecretaria de Desarrollo Regional durante el primer gobierno de la Presidenta Bachelet, estuvo en la ceremonia de lanzamiento del estudio encargado por la SUBDERE al citado organismo internacional.
El documento “Revisión de Gobernabilidad Multinivel en Chile: Modernización del Sistema Municipal” fue encomendado el año 2015 y concluyó en junio pasado.
Con motivo de la entrega oficial del estudio en Chile, se contó con la presencia de la embajadora Serrano y de otros altos personeros de la OCDE así como del mundo municipal chileno, autoridades de gobierno y parlamentarios, entre quienes se contaron el Presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza, y el Presidente del Senado, Andrés Zaldívar.
Consultada sobre la importancia del texto, la embajadora Claudia Serrano señaló que el estudio marcaría “un antes y un después” respecto de la agenda de descentralización en Chile. “Si bien, no hay nada nuevo respecto del conocimiento que teníamos sobre el brutal centralismo que existe en Chile, el documento sí aporta datos recogidos en forma muy sistemática sobre un patrón de conducta vigente en Chile y que se puede comparar con el de los otros 34 países de la OCDE, dejándonos en una posición muy débil”, subraya Serrano.
En su opinión, la lección que se saca del estudio es que los países que han progresado en términos de crecimiento económico, inclusión social, innovación tecnológica, buenos resultados educativos, entre otros factores, son países cuyas estructuras son notablemente más descentralizadas que la chilena”. Y precisa que ello no es de sorprenderse. “¿Cómo podemos pensar que toda la inteligencia está localizada en Santiago cuando es obvio que hay inteligencia, activos y emprendimientos distribuidos en todas las regiones? Pero este país los ningunea, los descarta y, cuando son prometedores, los traduce en alguna acción que ocurre en la capital…”.
Agrega la autoridad de la OCDE que el estudio constituye evidencia fuerte que ayuda a formular recomendaciones concretas de políticas. “De modo que aquí hay una agenda de trabajo; lo que no hay aún, porque no es el propósito, es un mapa de ruta: eso es lo que los candidatos tienen que hacer”. Puntualiza que “aquí tenemos un material con una riqueza y una fundamentación muy sólida; ahora tenemos que ver cómo transformamos eso en un itinerario de cambios razonables”.
Serrano dice entender a quienes tienen miedo al proceso descentralizador. “Porque es como tirarse a la piscina; pero lo que sí les puedo decir es que a esa piscina hay que tirarse y hay que buscar una manera que nos de seguridad a todos que esa piscina tiene agua y que sabemos nadar”.
Para Claudia Serrano, “el informe de la OCDE es un arma muy potente contra el centralismo, si la usamos bien”. Precisa que “lo sensato es reaccionar ante una evidencia tan contundente y si hacemos los debates y las conversaciones técnicas y políticas que corresponden, este informe es de una contundencia tan maciza que sería muy torpe ignorarlo”.